¿Qué es una paleta de colores?

Una paleta de colores es un mapa que creamos con base en combinaciones de colores y tonos que armonicen en un mismo entorno o contexto. Se puede crear con colores cálidos o fríos y se basan en los colores primarios: rojo, amarillo y azul y sus diferentes combinaciones, de las cuales también se obtienen tonalidades. Por ejemplo, si combinamos rojo con amarillo obtendremos el naranja, pero dependiendo de la cantidad de cada color podremos crear un naranja más o menos encendido.

Los colores son capaces de transmitir sensaciones, por lo que, es muy importante en el caso de la decoración saber muy bien qué es lo que queremos expresar y si el sitio que vamos a decorar es en sí un lugar con clima frío o caliente, de igual manera si es un lugar de trabajo o de descanso, por ejemplo.

Lo mismo sucede con el maquillaje y la ropa, hay colores que, dependiendo del tono de la piel nos sientan muy bien y otros que definitivamente no nos van. Para saber qué tipo de tonos nos van mejor, es necesario hacer un estudio del color de la piel y jugar un poco.

Colores cálidos

Son los que van del rojo al amarillo pasando por sus diferentes combinaciones y tonalidades. Como su nombre lo dice, dan sensación de calidez. Si la habitación que vamos a pintar o decorar cuenta con poca luz o bien su temperatura es fría, lo mejor será utilizar estos colores. Son colores que comúnmente se aplican en cocinas y áreas de la casa destinadas a la convivencia.

En el caso del maquillaje y la ropa, estos tonos van muy bien con las pieles blancas que tiendan a ser amarillentas (lo cual podemos saber si las venas de los brazos se ven más verdes que azules), trigueñas y morenas.

Colores fríos

Van del azul al verde y también cuentan con una serie de combinaciones que dan como resultado una gama de colores y tonalidades capaces de combinar en cualquier lugar. Es recomendable usar estos colores en habitaciones para estudiar, trabajar o en donde tengamos que mantenernos alertas, de igual forma, pueden dar sensación de frescura cuando el lugar es caliente.

Las pieles muy blancas son frías, por lo que tanto el maquillaje como la ropa que usen, si es en tonos azules, verdes o grises les sentará de maravilla.

Colores complementarios

Son los que proporcionan contraste y se obtienen de la mezcla de un tono primario con uno secundario opuesto, por ejemplo rojo y verde. Podemos obtener colores como el ocre o el siena si combinamos el morado con el azul y vamos agregando poco a poco el amarillo.

Colores neutros

Son los distintos tonos de blanco, gris y negro. Nos ayudan a equilibrar la paleta de colores que estamos creando, ya sea para decoración, maquillaje o vestuario.

Ahora que sabes lo básico de la paleta de colores, comienza a crear las tuyas de acuerdo a tu personalidad, gustos, estilo de vida y crea ambientes agradables en tu casa, en tu trabajo y hasta en tus atuendos.